¿Qué se siente masturbar a un cerdo?
© Photo by Matthias Zomer from Pexels

¿Qué se siente masturbar a un cerdo?

Unos años atrás entrevisté a un veterinario acerca del “orgasmo de coche”. Divertido y real: este es el resultado. El profesional trabaja en una empresa muy grande de Guatemala, por ello me pidió en su momento no revelar su nombre. Lea, aprenda y disfrute.

***

Gabriel Arana (GA) vs. Dr. Gustavo Villalarga Alfaro (DR)

GA: Gracias por atender a esta entrevista. No sé como llamarlo, ¿Doctor?, ¿Veterinario?; aparte me gustaría que me diga sus títulos para darle veracidad a esta entrevista y aunque eventualmente le parecerá sarcástica, esa no es la intención.

Dr: Gustavo está bien. Yo no soy una persona de títulos, soy veterinario esa es mi profesión pero no dependo de ella para presentarme. Pero si le parece ‘tan importante’ se lo diré. Soy veterinario egresado de la Universidad Santiago de Compostela en Chile y aparte tengo un Doctorado en producción avícola y otro de porcina. Ahora pienso hacer un estudio sobre la diferencia de la composición genética del cerdo de granja y el salvaje, pero antes debo sacar un curso en Cuba.

GA: Gracias entonces por atenderme Gustavo. La primera pregunta es ¿Qué se siente pajiar a un choche [qué se siente masturbar a un cerdo]?

Dr: (ríe a carcajadas) ¿Qué?, no sé que pretende pero claro, con todo gusto le responderé sus dudas. Sí, es cierto, hay gente que eso le parece chistoso o excitante. Pues no sé por donde empezar. Recientemente realicé una investigación en una granja de cerdos en Petén, pero no sé qué quiere saber.


GA: Quisiera me explicara ¿Qué es?, es decir sus características y todo. Con eso que dura quince minutos el orgasmo de estos animales, que se relame y que grita y que los testículos del mismo son muy grandes. Hay mucho mito, por eso es esta entrevista.
Dr: (sigue riendo) Pues miré, es asqueroso. Resulta que con un cerdo solo se puede inseminar a 25 cerdas y esto aparte que es lento, la calidad del semen disminuye. Por ello es que se hacen las inseminaciones artificiales pues así, con el semen extraído, un cerdo puede preñar a 100 cerdas y por eso mismo es que se debe masturbar a los cerdos. O como decimos comúnmente echarle una paja.

Sin embargo, esto dura solo tres años, pues luego los cerdos son enviados al rastro, pues hay unos rollos ahí de genética que se me complica la respuesta, la cosa es que, para que me entienda no podemos mezclar padres con hijas. O sea que luego de tres años de pura masturbación terminan en el matadero (termina la respuesta encorvando la risa).

GA: ¿Pero como es? ¿Es decir, le muestra cerdas en celo, le coquetean y luego usted entra al ataque a masturbarlo?
DR: (Tratando de no reír) Pues sí, se podría decir que sí. Hay granjas en donde usan muñecos para esto, pero en esa granja donde estaba no. Lo que hacemos es que traemos a la cerda, dejamos que el macho se encarame pero nosotros, sostenemos el pene, prácticamente se lo apretamos. Evitamos la penetración porque si llega a penetrar hay problemas. Si se retira el pene de la vagina de la cerda se ponen bravos y muerden, machucan y todo. ¿A quién no le molesta que lo interrumpan en un acto sexual?

GA: Eso quiere decir que entre el cerdo y la cerda mientras este está en el salto, usted mente la mano, evita la penetración y lo masturba?
Dr: Sí, así es. El problema es que no se usan guantes y eso es lo asqueroso. Es como una masturbación normal. Lo que sucede es que con los guantes los cerdos no siente, es por ello que con la mano sin protección los masturbamos. El problema es el olor, se queda en las manos y dura hasta dos días, el olor es similar al humano, pero muy, muy intenso. No dan ganas ni de comer, por más que se lave se queda el olor.

GA. ¿Pero que hace con el semen?, lo mete en una bolsa, o similar ¿Qué hace?
Dr: Pues algo así, lo metemos en unas pachistas, parecen biberones. En promedio sacamos por masturbación (ríe) 300ml. Había un cerdo que eyaculaba hasta medio litro. Era espantoso, incluso intimidaba (Ríe). Le llamábamos Conan.

GA. Hay de pajas a pajas. Desde el punto de vista humano, hay hombres que no poseen una higiene genital y otros por el contrario sí. Como usted entenderá esto afecta las relaciones sexuales entre parejas ¿Lo mismo sucede acá? ¿Después de todo estamos hablando de un ritual científico?
Dr: (Ríe) Creo que empiezo a entender su entrevista. Pues bien, sí, definitivamente, recuerde que en este caso no podemos contaminar el semen, entonces sí debemos lavar los genitales del cerdo, sobre todo el prepucio. Luego se les rasura y ya están listos para la manoseada, así son los huevos mire (encorva la mano con si estuviera sosteniendo una pelota de fútbol mientras ríe).

GA: ¿Y luego que pasa con las pachitas de semen? ¿Se las dejan ir sin anestesia a las cerdas?, ¿A ellas las debe masturbar para que dilaten o qué?
Dr. Pues ya con el semen calculamos cuantas cerdas queremos preñar. Es una formula fácil, el semen lo mezclamos con leche descremada para que perdure. Sacamos hasta 25 pachitas y con ella podemos embarazar a las cerdas que queramos. Pero eso ya es con una sonda, no es tan complicado.

GA.¿Y hay daños a terceros?, ¿Tras la paja no hay un cigarro o una conversación de despedida?, ¿Es decir alguien sale herido?
Dr: ¡A huevos que hay heridos pues!. Usted cree que es gracias andar pajiando coches (sigue riendo). Pues la verdad uno se acostumbra. Y pues no, no hay cigarro porque no fumamos supongo, es decir ni el cerdo ni yo. A veces por molestar, cuando estamos en el acto masturbatorio nalguiamos a los cerdos, pero no les cae en gracia porque se estresan. Lo que pasa es que los cerdos se enamoran de uno.

GA. Perdón, me perdí. ¿O sea que los animales se enamoran, es decir los cerdos?
Dr: Sí, usted. Lo que pasa es que se acostumbran y hay cerdos que ya solo eso les gusta. Al verlo a uno empiezan a babear. Es decir, eso es parte del cortejo. Se acercan a uno y lo cabecean en las piernas. Ya saben que uno va a masturbarlos. Llegan a un punto que aunque tenga a una cerra en celo ni siquiera intentar tener un acto con ellas.

GA. Bueno Gustavo, gracias por su tiempo. Pero dígame, no le ha tocado masturbar burros o garañones.
Dr: (ríe) A no usted, ahí si no. Es muy peligroso porque esos patean y muerden. Una patada de esas lo puede matar. Y yo no quiero que me recuerden como “El Gustavo se murió de una patada cuando pajiaba a un garañón” se imagina, qué pensará mi mujer, o mis hijos, qué mal recuerdo. Además esa granja era un trabajo temporal.

GA: ¿Volvería ha hacerlo?
Dr: A no, usted. Es que es bien difícil. Aparte uno tiene que andar lidiando con las cerdas que es peor. Son peores que las mu.... ¿Está grabando la conversación?

GA: ¡Por supuesto!
Dr: Lo siento lo olvidé, es la primera vez que me entrevistan. Le decía que es más complicado porque a las cerdas hay darles de comer estrictamente tres veces al día. De lo contrario se ponen de mal humor, andan fregando y peleándose por todos lados. Este estrés causa muerte embrionaria y se pierde la camada de cerdos que es de 14 lechoncitos se imagina, a Q5 mil (US$650) cada uno, por mal pagados que estén.

Entonces hay que repetir todo el proceso. Y créame masturbar a un cerdo, no es ninguna gracia. Agradezco la entrevista, no sabía que a la gente le causara curiosidad estas cosas. Al final son cosa de la naturaleza.

Esta conversación ocurrió en junio de 2009. Hay entrevistas que no pierden vigencia.

(0 Votos)

Deja un comentario

Asegúrate de ingresar todos los campos marcados con un asterisco (*). No se permite el ingreso de HTML.

  1. Lo más comentado
  2. Tendencias
next
prev
close

Suscríbete

Suscríbete a nuestro boletín para estar enterado de las últimas historias.