Autor invitado: Mompy

Zona 4, 4 AM, ¿A dónde fui?

Era lunes y estaba trabajando, como todas las tardes, en la oficina. Recuerdo que fue el 14 de noviembre de 2016. Recibí una llamada. Era mi camarada, mi cuatazo el Kbzon…

-¡¿Qué onda?!

-¿Tenés la raya?- me dijo, y soltó una carcajada ¿cómo vas loco?

-De ahuevo, aquí echando bala papaaaa, ya sabes. Contento mano, el sábado cerré cursos. Hoy si un pelito y me graduó de abogado y la cuadriculamos.

-¡Putaaaaa!, hay que celebrarlo. Yo ando aquí en la capital, solo dejo a mi mamá en el aeropuerto, que hoy se va a USA, y si querés nos chocamos ¿qué decís?

-Órale me avisas, pero fijos que ando a pata y así veo que paja me invento en la casa para no llegar.

Así de locos, colgando la llamada con aquel y llame a mi casa para contarle a mis viejos que estaba invitado a un cumpleaños de la hermana de una cuata en zona 5, pero, como era cena y andaba a pie, me tenía que quedar. Que no tuvieran pena y que siempre los estaba llamando; con la misma paja llame a mi novia.

Ya con la llamada de rigor a mi novia, y mis viejos tranquilos, era solo cuestión de esperar que el Kbzon pasara por mí… ni idea tenía de todo lo que íbamos a pasar esa noche. Vuelvo a llamar a aquel, ya eran como las siete de la noche y ya no era hora de estar en la oficina…

¿Vos Kbzon ya venís?

-Simón loco dame chance ya vamos-

-¡Puta! ¿con quién venís pues? –

Con un cuate de Xela que es mecánico y se quería venir a echar la vuelta.

-Va, órale, pilas pues que ya me tengo que salir de la oficina para no tener clavos con la mara del edificio.

-¡Vivooo, ya casi llegamos!

Me salí de la oficina y me quede en la tienda del edificio echando un cigarro. Bueno, al final ya no sé cuántos cigarros me eché y el Kbzon ni a putas que aparecía. Como una hora después, le vuelvo a llamar y le digo:

-¿mano, qué putas? ya una hora que salí de la oficina y vos no venís ¿qué onda, si vas a poder o mejor jalo?, ya es tarde, pero si toca todavía agarro burra.

No mano, ya vamos es que la neta que ya íbamos, pero a este cuate lo llamo una su casera y me pidió favor que lo fuera a dejar a un auto hotel en la Atanasio. Ahorita voy por vos y lo regresamos a traer, pero no te ahueves que esta temprano culey.

-Va, órale, dale. Y cabal apareció en la avenida y me subí al carro.

-Vos culero qué putas pues, ¿te vale verga mi cariño va? –

Ajajajaja, nel hombre ya no seas marica. Vamos por aquel, y vamos a cenar después, tengo ganas de ir a ver un show. ¿Si querés, vamos al Molino Rojo, el que esta atrasito de la Montufar?

-Vaaa, órale démole pues, la onda que ay te acordás que yo ya no tomo

-Simón, simón no te ahueves.

La cosa esta que fuimos a traer al cuate de Xela a un auto hotel de la Atanasio, ahí salió con una chava que nunca le vi la cara porque entramos, le avisamos y se tardó como cinco minutos todavía en salir.

Se subieron a la parte de atrás del carro y le dimos viaje, a dejarla ahí cerquita, a la Petapa por la 50 calle o algo así. La chava casada y toda la cosa, pero ahí andaba dándole su colazo al cuate.

***

Para no alargar más el cuento, después de eso nos saludamos ya con más confianza con el cuate este, que primera vez que yo miraba con el Kbzon, y lo fuimos chingando y entrevistando del culito y decidiendo a dónde íbamos. Pasamos a cenar al Campero que está arriba de la USAC, siempre por la Petapa. Ya para todo esto, ya iban siendo las diez de la noche.

“Bueno culeros, yo ya dije al Molino Rojo que tengo ganas de ver show”, dijo el Kbzon. Dale, dale, dijimos con el cuate de Xela, igual vos mandas que vas manejando, ajajajajaj.

Casi llegando a la Montufar, le entró un mensaje al cuate de Xela de parte de su esposa, que se reportara, que lo habían estado llamando. Pidió favor que fuéramos a comprar una recarga para poder llamar a la mujer, por la hora, ya ni tiendas ni chicleros habían, así que a huevos buscamos una gasolinera y la más cercana que encontramos fue la Shell que está en la esquina de la diagonal, arriba del Banco Industrial de zona 4. O para mejor referencia, como a tres cuadras del internacional Le Club.

Ya en ese punto, y que el cuate ya había llamado a su esposa, les dije, miren mucha ahora para que la gran vuelta, mejor echémonos un par de shows aquí en Le Club que ya estamos cerca y ahí si fijo la pasa uno de ahuevo, bueno, digo yo que ya tengo años de no venir, ahí ustedes mandan locos.

-Démole, démole, dijo el Kbzon, y al cuate qué otra le quedaba. Entramos a esa onda y al ratito, paso el segundo sentón, de las diecisiete patojas, ¡Uffaaaaaa qué lujo! Pedimos tres minerales preparadas y después de las diecisiete, nos acomodaron en los sillones que están a mano derecha, después de la barra de la entrada.

-Bueno Mompy, hoy es tu día mano, pidamos una chica cada uno y haber qué onda, nos dijo el Kbzon. Llamó al mesero quien con velocidad, nos estaba sentando a las tres prójimas en las piernas y sirviendo los primeros traguitos para ellas. No recuerdo ni cómo me dijo que se llamaba la chava que se sentó conmigo. Con el Kbzon, una machona con tatuajes, así pura porno, con el cuate de Xela una hondureña que estaba en todo y bailaba pura máquina.

La cuestión que la que se sentó conmigo, así como desinteresada, medio paro el culo pero me incomodo porque le sentí un su olor mero feo. Por eso no me molesto que solo se tomara el trago y se fuera.

Al ratito paso saludándome de beso una hondureña, y como que me conocía, tenía unos pechos naturales y en fin, cabal para mi gusto. Full equipo, ¡uffa, qué rico olía! y su manera espontánea y desenfadada me llamo la atención. Ahí se estuvo un buen rato, va de meter mi cara en sus pechos y sin pedir trago, al rato la llamaron a bailar y fue verla bailar y completamente en pelota para decidirme a llamarla para un trago ahí en la mesa. Para los que conocen el lugar ya saben que los meseros no se duermen en la casaca y solo termino el baile y la tenia de regreso en la mesa.

Más olorosa y Más Diosa que la primera vez.

Hola amor -me dijo- soy Alexa ¿y eso que me llamaste?

Me encantaste, estás linda.

Gracias amor, la vamos a pasar bien rico.

Luego de escucharla me cague. La verdad, nunca había sentido algo así en un lugar de esos, no es que nunca hubiera entrado, que ya años de andar dando la vuelta con los cuates en esos lugares, pero ir a Le Club, siempre lo evitaba uno por la cuestión de las fichas. Sin casaca, apenas segunda vez que iba ahí.

¿Hace cuanto que estas aquí? -le dije-

Un año tengo, pero mi familia en Honduras no lo sabe y piensan que trabajo en un Call Center.

-Sí, me imagino, pero lo bueno es que ellos allá y vos acá en tu onda.

-¡Cállate! que quieren venir para fin de año y no sé ni dónde traerlos porque yo vivo acá en la casa del club, por si sabes de un apartamento bueno, bonito y barato, te encargo, amor, me dijo.

De una me metí a OLX a buscar algunas opciones y le pregunte que más o menos dónde o qué zona le gustaría y cuánto estaba dispuesta a pagar. En esas estábamos cuando llego el mesero a levantar todas las cosas de la mesa. Le digo al Kbzon:

-¿y estos que putas vos?-

-Venite ‘ombre, que nos van a llevar a conocer el VIP, no te ahueves.

-Vos ‘ombre, no seas loco, dale suave. Acordate que aquí es caro y mejor así suavesona.

-Vos venite, que no todos los días cerrás pensum papaaaa, y ya va a ser tu cumpleaños y matamos dos pájaros de un tiro.

-Bueno pueeeee, y ya iba con mi mineral en la mano

-Si amor, vamos -me dijo Alexa-, vas a ver como la vamos a pasar arriba, me voy a quitar todo y la vamos a pasar ¡bien ricoooo!

Entramos al famoso VIP, dos sofás cama blancos y paredes rojas y un silloncito, casi en la entrada. Nos iba siguiendo el mesero con la botella de vino que habían pedido para las chicas.

-Bueno señores ahí estamos y cualquier cosa nos pueden llamar- dijo el mesero.

Las tres chavas se volaron la ropa y se quedaron en tanga nada más.

¡Por la gran puta, qué chiches! las de esa Alexa. Además de oler súper rico, ¡ala! es que culo y todo natural.

Regreso a la historia. Nos enteramos que las tres eran hondureñas y dispusieron bailar una por una, escogieron su canción y tuvimos el gusto de ver tres shows privados y dedicados para cada quien.

Después del bailecito ya estaba sin camisa y besando a Alexa, como que éramos novios y escogí uno de los sofás cama. En este punto debo reconocer que nos portamos mala onda con el Kbzon. Aquel andaba patrocinando y lo dejamos bien pisado en el silloncito y aquel no es tan pequeño, y el culo que cargaba peor.

No sé a qué horas más o menos estábamos en el VIP, la cosa es que ahí si se puso caliente la onda. Como ya dije, yo en un sofá cama con esa Diosa, solo en tanga y sobándonos como desquiciados. A un costado, el otro cuate de Xela y la chava con las nalgas peladas dejándose tomar fotos. Creo que el Kbzon haciendo su lucha en ese sillón pura mierda y súper incomodo según lo platicamos después.

Se me olvidó que estaban aquellos y yo en mi mundo va de calentar a la Alexa. La besaba así de lengua, le besaba los pechos y le frotaba su intimidad con desesperación y paciencia a la vez, pues sabía que echarse un polvo ahí y si lo agarraban a uno, los meseros se podía meter a clavos, fueron horas que aunque no hubo penetración si hubo buen sexo y buena química. No por nada mis cuates desde hace años me dicen cubeta, los que saben qué significa, ya se imaginan como la hice tener orgasmos ahí…

-Sos un terrible amor, me decía-, mientras me la agarraba y se la ponía por un ladito de la tanga.

Salimos a las cuatro y media de la mañana con promesa de volver a la semana siguiente por motivo de mi cumpleaños, me pidió mi número de teléfono.

Jamás pensé que un culo así me fuera a llamar o a escribir pero eso será otra historia. El chiste es que ya en el carro le decía yo al Kbzon

-Puta mano ¡qué lujo esa onda! yo solo porque la cranié no se la metí a esa mae…

-Ajajajajajaja, la cranie será mi huevo. Mejor se la hubieras metido y no la bajada al pozo que te pegaste de locos-.

Si vaaaa, la onda que la pasamos de locos y la cuata me escribió ese mismo día a las seis y media de la mañana y cito:

“Gracias amor la pase muy bien contigo, te dejo mi numero besos…”

Continuara…

(6 Votos)

Deja un comentario

Asegúrate de ingresar todos los campos marcados con un asterisco (*). No se permite el ingreso de HTML.

  1. Lo más comentado
  2. Tendencias

El Chico Virus

0

Por Melvin Van Peebles

Días Perfectos.

0

Por Álvaro Sánchez

Invasión solitaria

0

Por El Mercenario

CDMX: Ven amigo, echémonos un taco de oj…

 Una guía básica para visitar Ciudad de México. Solo para gente todo terreno.

Por Mariano Macz

next
prev
close

Suscríbete

Suscríbete a nuestro boletín para estar enterado de las últimas historias.